Pablo Iglesias: “Vicenç Navarro, eres un caradura”

El líder de Podemos ha encargado a Vicenç Navarro (del que habla en el minuto 40 de este video ) y a Luis Torres un “plan de choque de rescate ciudadano” que “sería aplicado en los primeros días de gobierno” de Podemos.

Sonreí al escucharlo. Muestra el pragmatismo y la inteligencia estratégica de Iglesias, muy superior – y no es gran elogio – a la de sus adversarios. Y a la de la mayoría de sus compañeros.

Sí: Pablo Iglesias llamó a Vicenç Navarro “caradura”. Pero fue hace años, siglos, milenios: mayo de 2013.

Vicenç Navarro no mantiene posturas distintas a las de la izquierda radical, aunque pase por un “keynesiano de izquierdas” y haya sido cosas de tan poca apariencia revolucionaria como profesor en la John Hopkins University o colaborador de Hillary Clinton.

Precisamente eso le reprochó Iglesias con motivo del famoso discurso de Beatriz Talegón. En un artículo publicado en Público, Vicenç Navarro no afeaba a la joven dirigente sus protestas sobre la desconexión de la Internacional Socialista con los movimientos sociales o su acomodo en hoteles de cinco estrellas: le reprochaba no haber ido más allá denunciando el papel represor de la misma Internacional en lugares como Túnez, Egipto o la Venezuela de Carlos Andrés Pérez.

Pablo Iglesias, que habría firmado las críticas de Navarro, le negaba autoridad moral para criticar la tímida rebelión de Talegón.

Vicenç Navarro, eres un caradura. Has trabajado a sueldo del Partido Demócrata en los Estados Unidos ¿Qué me vas a contar tú de si hay que hablar o no hay que hablar?”

Minuto 41 y 30 segundos del video que encabeza este post.

Pero todo ha cambiado. Han transcurrido años, siglos, milenios. La inestimable ayuda de los grandes partidos – a veces incluso intencionada – ha abierto el camino hacia la victoria a ese grupo de profesores de Somosaguas que diseñaron una estrategia y apostaron por la audacia.

Quien conozca la trayectoria de Iglesias puede advertir que su único y pequeño error ha sido el de los tiempos. Y se puso a corregirlo la misma noche de las elecciones europeas, en la que supo que el triunfo simbólico de Podemos le impulsaba de golpe hacia la cota del 20% a la que la izquierda radical lleva aspirando desde 1979. Pero en su caso era solo un punto de partida hacia el objetivo al que la izquierda radical renunció desde la transición: gobernar. Conquistar el Estado para cambiar la sociedad.

A Iglesias le entra cierto vértigo: sus adversarios, por estupidez o soberbia, se empeñan en alfombrar su camino hacia La Moncloa, palacete al que nunca llegará porque – ¿apuestan algo? – su primera decisión como Presidente sería renunciar a tal residencia.

Pero los tiempos se han precipitado, y se hace necesario meditar los siguientes pasos. Proporcionar lexatin a alguno de sus más íntimos colaboradores y elegir a personas que den aparente solidez a su proyecto político. Vicenç Navarro da el perfil.

En la estupenda charla que disfrutaron las Juventudes Comunistas de Aragón un año antes de las elecciones al Parlamento Europeo, Iglesias explicaba que la corrupción es inherente a la propiedad privada.

Luis Alegre – que organiza en estos días el tinglado institucional de Podemos – proclamaba rotundo hace apenas nueve meses:

“… sin desactivar el sistema capitalista, pero sin desactivarlo de raíz, completamente, sin margen para ninguna reforma, nos vamos a encontrar siempre en la balsa de La Medusa, nos vamos a encontrar siempre con que la alternativa es comernos los unos a los otros o morir. En este sentido, no cabe más posibilidad que ser revolucionario en lo económico.”

Es la idea. Son los que mandan. Y algún otro que cuando se pasea por Argentina se le pone cara de Che Guevara. Pero hace falta preparar un posibilidad: la de gobernar. PP y PSOE se empeñan en hacerlo posible, probable y cercano.

Podemos necesita hombres como Vicenç Navarro. Para acercarse al Poder, es preciso cabalgar contradicciones. Y el Poder está cerca. Ahora, querido Vicenç, todos somos caraduras.

Mientras, Arriola se alegra de que Podemos haya evitado una derrota del PP en las Elecciones Europeas. Es lo que tiene ser gurú.

Anuncios

3 thoughts on “Pablo Iglesias: “Vicenç Navarro, eres un caradura”

  1. Pingback: Anónimo
  2. Pues yo hago una lectura muy diferente. Pablo Iglesias estaba poniendo varios ejemplos en tono irónico de gente tanto de izquierdas como de derechas que en momentos puntuales han tenido acercamientos a planteamientos de ideologías opuestas y esto ha sido utilizado por sus adversarios políticos para atacarles. Es por ello que, sabiendo que Vicent Navarro es de izquierdas, cuando dijo “[…] también escribió sobre el tema Vicenc Navarro… que es como, Vicenc Navarro eres un caradura, has trabajado a sueldo del partido demócrata en los EEUU […]”, no estaba dando su opinión personal sobre Vicenc sino tratando de explicar este concepto de forma didáctica. Y es que acto seguido lo dice “no tiene nada que ver con establecer alianzas con nadie sino con empujar las contradicciones que tienen los adversarios”. Está clarísimo de lo que está hablando, sólo hace falta buena comprensión auditiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s