Poder limitado

“Descreo de la democracia, ese curioso abuso de la estadística”

J.L. Borges

Imagen

EL pueblo nunca se equivoca y nunca acierta. No tiene entidad con personalidad o voluntad propias, como las que tiene cada persona.

La democracia es solo un mecanismo para decidir de forma pacífica las cuestiones públicas y, en particular, quién ejerce el poder. Pero no garantiza acierto, si es que tal cosa existe.

El diseño de los mecanismos democráticos es relevante. Suele pensarse que la democracia es de mayor calidad cuanto más responde a un principio proporcional. No es verdad: la clave es el control del elegido, más que la propia elección.

Nuestra democracia es de mala calidad. No hay un control del gobernante, ni del ejercicio de su poder. Y, ademáas, su poder es demasiado grande.

Es peligroso que personajes de ideología totalitaria – el comunismo es la negación de la libertad – obtengan muchos votos. Pero lo es más en un sistema en el que el poder no está suficientemente limitado y tiene pocas posibilidades efectivas de control.

Hoy, más que nunca, hay que abogar por el poder limitado y por el control del poder. Por ambas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s