Lo importante

Image

En España no hay debate. Salvo de fútbol, claro: Ronaldo, Messi, Rivery… Nada más,

El último ejemplo es cómo se plantea la reforma de la legislación sobre el aborto. No ha existido en el ámbito público nada parecido a un debate. Ni propuestas, estudios, o ideas. Un texto, con el que se supone que la derecha tiene que estar de acuerdo y la izquierda no. O algo así.

“La izquierda” no tiene discurso coherente sobre el aborto. Le basta “estar a favor”, como si ello implicase concreción en cuestiones básicas que siempre hay que afrontar: plazos, supuestos, formas… So pena querer que a los nueve meses haya que decidir si a un niño se le ayuda a nacer o se le despedaza a machetazos. ¿Qué permite la ley? ¿Mucho? Pues un poco más. Ya está. ¿Y si se incumple? Bueno, lo importante son los derechos de la mujer. No nos metamos en sus cosas, como los obispos. Que somos progresistas.

Image

Pero “la derecha” no tiene un discurso más coherente. Algunos quieren “dejarlo estar” porque es un tema antipático: obliga a pensar. ¿Qué permite la ley? No lo saben bien. Lo que sea: déjenlo estar. ¿Y si se incumple la ley? Es un tema antipático: mira que si hay que sancionar… ¿Y si se mata niños de siete meses de gestación? Bueno, eso no. Pero sin mucho ruido. No vayamos a parecer eso que llaman “provida”, que suena a ultraderecha catolicona.  Somos del PP, no carcas.

Ese es el nivel. O poco más. Y a veces mucho menos.

No hay debate ni ideas: posturas, a lo sumo. Cuanto más vacías, más contundentes.

Nuestras élites intelectuales – ¿existen? – tampoco dan un paso. Matizar o discutir un tema tan antipático no conviene. ¡Mira que si llegamos a alguna conclusión y hay que proponer cambios! En ese debate no hay nada que ganar.

Así que dejemos las cosas como están. ¿Y cómo están? Bueno: como las pongan los del PSOE, que son los que legislan esas cosas.

Y en estas, Gallardón propone una reforma de la ley del aborto. Profundamente debatida… en la intimidad de su gabinete. Como mucho.

“¡Recorta derechos!” “¡Está muy bien!” “¡Que vuelva la que había!” “¡Que deje la que está!”

Para echarse a llorar. Que es, supongo, lo que querían.

¿Proponer debates? ¿Elaborar ideas? Quita. Mejor lo de Ronaldo, que también llora. De felicidad, dicen. Eso es lo importante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s