11 de septiembre: La libertad es el camino

ImagenLás élites nacionalistas catalanas fueron aupadas desde 1977 a la categoría de únicos representantes legítimos de Cataluña. La engolada insensatez con la que Adolfo Suárez y su camarilla alimentaron todo tipo de nacionalismo antiespañol guarda mucha relación con su entonces reciente cargo de Secretario General del Movimiento y su acomplejada mediocridad.

Desde entonces,, casi todo fueron concesiones a la oligarquía nacionalista con la excusa de “facilitar el encaje de Cataluña en España”. Tal miserable y contradictoria expresión ha posibilitado y encubierto la limpieza ideológica y la ingeniería social acometida en todos los ámbitos por una administración que se creó para los nacionalistas, Ningún aspecto de la opresión y manipulación social ocurrida en Cataluña en los últimos treinta años habría sido posible sin la complicidad de los políticos del Gobierno central. El poder político ha conseguido que nadie tenga encaje en Cataluña si no la considera una nación en la que lo español es un residuo que conviene atenuar o eliminar.

Ningún nacionalismo – ninguna ideología – justifica una coacción que incida en la esfera de libertad de ninguna persona: su identidad, lengua o sentimientos son solo asunto suyo, como lo debería ser, con el único límite de los derechos humanos, la educación de sus hijos.

Ningún sentimiento nacional o patriótico debería estar por encima de la libertad individual. Ignoro si restaurar en Cataluña la presencia y realidad de la nación española es ya posible, Pero lo esencial y urgente es la libertad individual, plasmada de forma concreta en la libertad educativa y la eliminación de toda actuación de las Administraciones Públicas en favor o en contra de las lenguas propias de Cataluña, que son el castellano y el catalán. La tarea del Estado no es construir ni derruir naciones, único objetivo real de las administraciones manejadas por nacionalistas de todos los partidos.

Algunos pensamos que esa libertad individual llevaría a la expresión y desarrollo de lo que es y ha sido siempre esta tierra: una parte de la España variada y rica en paisajes, naturaleza y gentes que muchos nunca dejaremos de sentir como propia.

Prohibamos la coacción. Restauremos la libertad, en Cataluña y en el resto de España. Devolvamos a cada individuo su derecho a decidir sobre su lengua, familia o educación. Buscar “el encaje de Cataluña” es una vil falacia: eliminemos las coacciones que dificultan el encaje de cada persona en su entorno.

Los nacionalistas tienen miedo a la libertad. Restaurarla con todas las consecuencias es el camino.

Anuncios

One thought on “11 de septiembre: La libertad es el camino

  1. Has dado con el corazón de las tinieblas. Porque, en efecto, esa sería la solución (véase Canadá). Pero hay el pequeño problema de que quien debiera impulsarlo cree tan poco en la libertad como cualquier nacionata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s