¿Qué devaluación interna necesitamos?

recuperacic3b3n-econc3b3mica-espac3b1aEl incansable Diego Sánchez de la Cruz – ¿no siguen aún su Blog? – comenta el artículo de Lorenzo Bernaldo de Quirós sobre la evolución de la economía española.

Además de aconsejar su lectura, quiero señalar que “devaluación interna” puede significar varias cosas. Cuando disponíamos de una moneda propia, disminuir por decreto su tipo de cambio – dar más pesetas por el mismo número de dólares, pongamos -. tenía como efecto un abaratamiento de nuestras exportaciones. Vender en el exterior era más fácil, porque la devaluación abarataba las exportaciones. Hacía más interesante para el extranjero adquirir productos españoles.

Dado que compartimos moneda con la llamada “zona euro”, esto no es posible, al menos respecto a los países que integran esa zona. Una forma de lograr un efecto parecido es la “devaluación interna”. Normalmente, se refiere a una bajada lineal de los costes laborales. Ello provoca un abaratamiento en nuestras exportaciones con efectos similares a los de una devaluación monetaria.

Pero debemos recordar que una parte importante de dichos costes están originados por los impuestos y las cotizaciones. Estos constituyen una parte importante de los costes laborales y de producción. Una “devaluación fiscal” tiene también, entre otros efectos, el de abaratar los costes de producción y, por tanto, el de nuestras exportaciones.

Quiero resaltar los últimos párrafos del comentario de Diego: la mejor manera de conseguir una devaluación interna no es “decretar” una bajada lineal de los salarios – si eso fuese posible – sino quitar todo tipo de trabas para que el mercado lo haga de forma rápida y eficiente,

“Queda pendiente, por tanto, emular a los países bálticos y profundizar el ajuste o devaluación interna, algo que ya he propuesto en otras ocasiones. ¿Cómo lo hacemos? Bajando impuestos (sobre todo al trabajo), acabando de una vez con el despilfarro de dinero público, dando una nueva vuelca de tuerca al mercado laboral y liberalizando la economía para promover un marco de mayor competencia y productividad.”

Los abusivos impuestos – y el gasto público que los impulsa – son el problema principal para la recuperación. No lo debemos olvidar. Pero al otra “pata” para la recuperación es un ajuste eficiente que solo puede hacer el mercado. Nadie debe decidir, por ejemplo, qué sueldo deben bajar o cuánto deben hacerlo. Lo eficiente es que lo decida cada agente económico- Para ello, el Estado debe eliminar trabas. Liberalizar en serio toda la economía, y no solo – pero también – el mercado de trabajo. Reducir impuestos con carácter general, no de forma selectiva. Reducir cotizaciones y todo tipo de tasas a la actividad económica.

La devaluación interna y el ajuste que señala Diego – sigan su Blog – es la que necesitan como agua de mayo, los españoles. En especial, los más necesitados y los excluidos del mercado de trabajo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s