Caso Bárcenas: La clave está en Arriola

ImagenLos datos conocidos del Caso Bárcenas son tan discutibles que no deberíamos confundirlos con nuestros deseos o antipatías.

Si algo ha quedado demostrado es que la “estrategia de comunicación” – ¡es un decir! – del Gobierno y el Partido Popular son un alivio para el renqueante Rubalcaba. Que el PSOE, inmerso en el peor escándalo imaginable desde el punto de vista cuantitativo (¡cientos de millones sin control!) y cualitativo (¡malversación de fondos para despidos y parados!), se atreva a amenazar seriamente al Gobierno con una ruidosa moción de censura es demostración de la contumaz torpeza de los estrategas de la calle Génova.

Lo único gracioso de las deposiciones de Bárcenas es que afirme que, del dinero que dice haber manejado ocultamente en el PP, Arriola se habría llevado el diezmo. ¡Grandioso! El feliz gurú del perfil bajo, apóstol del silencio como respuesta y de dejar que caiga el fruto podrido como estrategia… ¡Un diez por ciento!

Pagar millones a un asesor cuyo reiterado y previsible consejo es no hacer nada – y olvidar de paso los principios – debería ser literalmente increíble. Pero sucedió. Y no en “B”, sino en “A”. Por lo menos.

Ha sido tan amoral durante años la conducta de los dirigentes del PP que sus propios votantes pueden creer cualquier cosa. Eso los “propios”: los “ajenos” saben que la izquierda es progreso y defensa de los débiles, mientras que la derecha es por definición maldad y ricachones restringiendo derechos. ¿Qué importan ERES o Faisanes? Faltaría más.

El PP, pues, debería replantear toda su estrategia. Aprender de sus errores. Los prejuicios imperantes en España, y sus propios complejos, le obligan a demostrar lo que a otros se les supone. Sus votantes, y la poca sensatez que queda en el país, sabe que, con sus virtudes y Montoros, Rajoy sigue siendo preferible al abismo de Chacones, Madinas, Mases y Cayolaras que aúllan como lobos. Pero eso no basta.

Quizá la declaración de Bárcenas sea solo un conjunto de mentiras defensivas. Pero se ha enfangado tanto el PP en sus mezquindades que debería comenzar a desandar la indignidad andada. Dar la cara. Mirar de frente a un adversario del que nada debería temer. Comenzar a creer en su proyecto e intentar convencer a los españoles de los valores que encarna.

En resumen: hacer todo lo que Arriola desaconsejó.

Y, de paso, ahorrarse – en A o en B – al sociólogo que más cobra del mundo. La clave está en Arriola.

 

http://www.libertaddigital.com/nacional/la-caja-fuerte-de-pedro-arriola-1276407511/

http://www.libertaddigital.com/nacional/la-cabeza-pensante-de-rajoy-se-llama-pedro-arriola-1276373694/

Anuncios

One thought on “Caso Bárcenas: La clave está en Arriola

  1. Hola, pues sigo estando muy de acuerdo con tu comentario. Como ex-millitante de base del PP, el arriolismo ha sido nuestra pesadilla continua. No se como o que sabe este tipo para seguir siendo el asesor de asesores de todos los presidentes del PP.

    Saludos cordiales
    Alfonso Schick

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s