Expropiación de la Caridad

ImagenMaría Blanco publica hoy en la web del Instituto Juan de Mariana un artículo titulado “La caridad como abuso moral: la zancadilla solidaria”. Me parece, en particular, importante que haga notar el daño que la “caridad coactiva” hace a la natural tendencia de las personas a ayudar a sus semejantes. Les invito a leerlo.

http://www.juandemariana.org/comentario/6086/caridad/abuso/moral/zancadilla/solidaria/

María es de las pocas personas que han leído de verdad a Ayn Rand, motivo por el que puede citarla sin los prejuicios de todo tipo que siempre rodean a ese nombre. Sé de lo que hablo.

Publiqué hace un año un más extenso artículo en el suplemento de Ideas de Libertad Digital: Libertad, Pobreza y Caridad.

Mi idea básica es que se ha producido una dañina expropiación de la caridad, que ya solo es estimable si es ejercida de forma coactiva a través del Estado. Las implicaciones morales y materiales son muchas.

El libre mercado es el sistema que más reduce la pobreza, y la intervención estatal no solo la fomenta, sino que perjudica y desincentiva la caridad, causando un daño material y moral incalculable.

A quien le interese el tema le dejo el link a mi artículo.

http://www.libertaddigital.com/opinion/ideas/libertad-pobreza-y-caridad-1276240188.html

Anuncios

4 thoughts on “Expropiación de la Caridad

  1. No puedo estar mas de acuerdo que el estado del bienestar ha anestesiado a los seres humanos en su necesidad de apoyar a los demas de forma personal. Con tanto vendernos que el estado se ocupa de los mas necesitados y que ellos se pueden ocupar mejor que nadie, o en su defecto ONG financiadas por dinero de todos recaudados por los impuestos, nos han anestesiado y ya no nos ocupamos de las necesidades de los demas haciendonos mas insolidarios y mas lejanos de las verdaderas soluciones que hacen que los mas necesitados puedan salir adelante. No es solo con dinero como se ayuda, sino con tiempo y esfuerzo propio al projimo. Luego se producen casos como los de Barcelona donde quieren prohibir o han prohibido que una organizacion caritativa privada de de comer a los pobres en la calle, ya que esto les deja en mala posicion, ya que con menos recursos hacen mas y mejor que ellos.
    Siempre pense que los colectivistas ondean la bandera de los pobres, no para ayudarlos, sino para producir mas pobres y asi poder perpetuarse en el poder, ya que el dia que dejaran de haber pobres, dejarian de tener su razon de ser.

    Saludos y sigue asi, que te leo casi a diario.
    Alfonso Schick

    1. Gracias, Alfonso. Es un tema sobre el que no se habla. No es exclusivo de España: la primera vez que recuerdo haber reflexionado sobre ello fue por una conversación con un alemán hace 30 años. Pero sí creo que es peculiar de España ese desprecio ideológico a la caridad.

      Hay estudios si es el tema, pero es muy marginal. Y muy importante, en mi opinión. Por eso escribí sobre ello, y por eso apreció lo que escriben otros.

      Un saludo

      1. Hola pensando pensando (que peligro) me he dado cuenta que la palabra “caridad” en el mundo se toma como algo peyorativo, a la gente no le gusta recibir algo de forma “caritativa” sino recibirlo como un derecho. creo que es otro aspecto de la neolengua, donde se manipulan las palabras para darles otro sentido. Cambiamos caridad por redistribucion y asi le quitamos el aspecto personal.

        Saludos cordiales
        Alfonso Schick

      2. ¡Hola! Pienso igual que usted. En algún artículo dije que la caridad está desacreditada, y la misma palabra se usa de forma peyorativa.

        Ser destinatario de la caridad es considerado humillante. “¡No es caridad! ¡Es justicia!”, dicen progres y no tan progres.

        Es curioso: la caridad se ejerce voluntariamente, en perjuicio del propio patrimonio y por motivaciones personales. Eso es despreciado frente a la asistencia estatal que rentabilizan los políticos, que hacen con dinero ajeno, obligando a todos a contribuir y por motivos de conveniencia política.

        Seguro que hay muchos más ejemplos. Pero estoy de acuerdo con usted: la simple palabra “caridad” se ha convertido en algo peyorativo. Neolengua.

        Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s