POLÍTICOS TELEDIRIGIDOS, CIUDADANOS TELEDIRIGIDOS

Miguel Carmona es bicho raro: político socialista con cultura y de trato afable.

Hace años que no coincido con él en una tertulia. Me pregunto cuando lo veo: ¿por qué se muestra tan sectario y manipulador?

Él mismo lo explica: está teledirigido. No se trata de que le guste o no lo que ha de decir, sino de enviar el mensaje del Partido.

Carmona es profesor universitario. Buen conversador. Siempre me pareció majo. Pero miren lo que dice:

“No se trata de nada personal que le guste a uno o le deje de gustar, sino de enviar el mensaje del Partido”

“¿Estamos dirigidos cuando envías ese mensaje del Partido? ¡Completamente!”

Cuenta que fue a un debate en Telecinco sobre el fraude de los ERES (lo llama “problema”). ¿Por qué fue? Porque “me mandó el Partido”.

“Yo estaba – lo puedo decir aquí sin que nadie me grabe – teledirigido, nunca mejor dicho, por José Antonio Griñán y por Mario Jiménez, que es el Secretario de Organización. Tan teledirigido que me mandaban mensajes por WhatsApp todo el tiempo. Como es natural, ¿no? Como es natural.” Claro.

Lo natural es que uno aparente opinar, mientras solo envía el mensaje del Partido.

Que simule buscar la verdad, cuando en realidad solo obedece al Partido.

Que diga querer aportar al espectador elementos de juicio valiosos y veraces, pero solo transmita el mensaje del Partido.

Estos son los políticos que tenemos. Algunos se someten al Partido porque la alternativa es la exclusión. Otros, como Carmona, lo hacen por convencimiento: lo importante no es su criterio, ni la verdad, ni la honradez, sino el Partido y su mensaje. El Partido es la verdad y la honradez.

El mensaje totalitario que se entrevé es estremecedor.

Y nos afecta: si aceptamos dirigentes teledirigidos, nos convertimos en ciudadanos teledirigidos.

Anuncios

3 thoughts on “POLÍTICOS TELEDIRIGIDOS, CIUDADANOS TELEDIRIGIDOS

  1. ¡Ostrás! Acojonante. Es difícil imaginar que se puede pensar friamente. ¡Pero que se pueda decir en público, sin morirse de la vergüenza. Quiero decir, un tipo con apariencia de normal, instruido, civilizado. Alucino.

    1. Es una mentalidad muy socialista, aunque se dé en todos los partidos en una u otra medida. Dijo Allende que el deber del periodista de izquierda no es servir a la verdad, sino a la Revolución. Lo que dice Carmona me estremece, porque le conozco, y es un tío majo, y leído… Pero así es la cosa. Dice lo que dice. Y lo hace. Y lo justifica. Un asco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s